La empresa comenzó su andadura a principios de la década de los noventa en las Islas Canarias cuando un grupo de profesionales del sector decide unirse para constituir IPROCEL.

Desde entonces, la compañía ha ido evolucionando y diversificando su actividad con el respaldo de una consolidada estructura que ha logrado mantener con el paso del tiempo.

IPROCEL cuenta actualmente con filiales en Bolivia, Canadá, Estados Unidos, México, Perú, Marruecos y Sudáfrica. No obstante, la experiencia internacional de la empresa comenzó en 1996 y desde entonces hemos prestado servicios en más de treinta países alrededor del mundo.

Hoy en día, tras superar los veinte años de experiencia, Iprocel es sin duda uno de los principales referentes dentro de su ámbito de actividad en el sector energético e industrial.